El Banco Mundial y el Banco de la Commonwealth de Australia (CommBank) se han unido para permitir el registro de las operaciones de bonos del mercado secundario utilizando la tecnología blockchain.

El bono, conocido como bond-i, usa la cadena de bloques Ethereum (ETH) y fue el primero en el mundo en aprovechar la tecnología completamente cuando debutó en agosto del año pasado. El experimento ayudó al Banco Mundial a recaudar $ 81 millones en ese momento. La plataforma blockchain fue construida y desarrollada por el Centro de Excelencia Blockchain de CommBank, y su arquitectura fue revisada por Microsoft.

La habilitación de las operaciones secundarias registradas en la cadena de bloques es un gran paso adelante hacia la habilitación de los mercados de capital para aprovechar las tecnologías de contabilidad distribuida para transacciones más rápidas, más eficientes y más seguras“, dijo el vicepresidente y tesorero del Banco Mundial, Jingdong Hua.

Cabe señalar que el proyecto “bond-i” es parte de un enfoque estratégico más amplio del Banco Mundial para aprovechar el potencial de las tecnologías disruptivas para el desarrollo.

FMI y Banco Mundial lanzan blockchain educativa

Por su parte, la jefa de experimentación y comercialización de CommBank Innovation Labs, Sophie Gilder, comentó que: “Blockchain tiene el potencial de simplificar los procesos para obtener capital y valores de negociación, mejorar la eficiencia operativa y mejorar la supervisión regulatoria“.

En el comunicado, el Banco Mundial señala, además, que el proyecto bond-i continúa expandiéndose y mejorando y se ha beneficiado de los aportes y comentarios de los inversores de la fundación y otros socios del mercado de capitales.

El logro se produce pocas semanas después de que la entidad de crédito francesa Societe Generale lanzó un bono de € 100 millones de euros ($ 112 millones) en Ethereum. Esto muestra que la idea de bonos emitidos en cadenas de bloques se está expandiendo, y tal vez, en algunos años se convierta en la norma.

Más en CoinCrispy