Cryptopia, un exchange de criptomonedas neozelandés que sufrió un grave hackeo durante el mes de enero, anunció que suspendió sus operaciones y decidió liquidarse, según un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter y un comunicado en su sitio web oficial.

El ataque que sufrió la plataforma de Cryptopia a inicios de 2019 causó heridas severas que parecen no haber podido sanar. El exchange había decidido reanudar sus operaciones a finales de marzo, sin embargo, sus clientes y la comunidad no se mostraron muy receptivos ante la medida.

De modo que a pesar de los esfuerzos para reducir los costos y devolver rentabilidad al negocio, la decisión más sensata asumida por sus administradores ha sido la suspensión de sus actividades y la liquidación de la firma. Según el comunicado, la medida representa “lo mejor para los clientes, el personal y otras partes interesadas”.

La administración de Cryptopia ha acudido a la firma de abogados de Grant Thornton de Nueva Zelanda para iniciar el proceso de liquidación, siendo David Ruscoe y Russell Moore los encargados del caso.

La noticia ha generado preocupación entre los clientes que aún tienen fondos en la plataforma, sin embargo, Thornton ha aclarado que contactará con todos los clientes y proveedores para acordar su cita en los próximos días.

Coinbase agregará soporte para compra y venta de XRP

A propósito de ello, Ruscoe comentó lo siguiente:

“Sabemos que los clientes de Cryptopia querrán que este asunto se resuelva lo antes posible. Llevaremos a cabo una investigación exhaustiva, trabajando con diferentes partes interesadas, incluida la administración y los accionistas, para encontrar la solución que sea más conveniente para los clientes y las partes interesadas”.

Tal como señala, los liquidadores contarán con la colaboración de expertos independientes y de las autoridades respectivas para tratar lo concerniente a las obligaciones de la empresa. No obstante, Ruscoe señala que no será un proceso sencillo y que podría tomar bastante tiempo:

“Dadas las complejidades involucradas, esperamos que la investigación lleve meses en lugar de semanas”.

Por el momento, no se harán más comentarios al respecto, a esperas de la emisión de un informe inicial del caso que se publicará la próxima semana en el sitio web de la Oficina de Empresas de Nueva Zelanda.

Más en CoinCrispy