Adam Back, CEO de la startup de tecnología de Bitcoin Blockstream, dio a conocer algunos de los usos menos conocidos para transferir bitcoin desde el espacio durante su presentación en el Consensus 2019 en Nueva York.

Blockstream lanzó hace casi dos años un proyecto a nivel satelital con el que las personas que no cuentan con una conexión a Internet pueden descargar un nodo completo de Bitcoin con todo el historial de las transacciones. La ausencia de Internet en el procedimiento lo convierte en una forma segura de utilizar la red.

Más allá de eso, Back ha sacado a colación otros usos menos comunes que podría tener esta conexión satelital, como el caso de la “interrupción política”. Señala que lo habitual cuando ocurre un golpe de estado es que se inhabilite el servicio de Internet, y con ello las personas quedan atrapadas en un caos político con comunicación limitada:

“Una de las primeras cosas que sucede en un golpe de estado, como en la Primavera Árabe, es que los que están en el poder desconectan Internet”.

Para estos casos, los satélites representan una alternativa para conectarse a la red Bitcoin. Esto nos recuerda un poco que los usuarios pueden pagar con la criptomoneda el envío de mensajes hacia la matriz de satélites, como reseñamos en marzo. Para entonces, el desarrollador Ansel Lindner comentó precisamente que esta es una herramienta útil para informar al mundo sobre acciones poco éticas de los gobiernos y las grandes compañías.

Usuarios pagan con Bitcoin el envío de mensajes hacia el espacio

Back argumenta también que se trata de una forma mucho más económica de utilizar la criptomoneda en comparación con una conexión a Internet. Con los satélites de Blockstream los usuarios pueden descargar las actualizaciones de Bitcoin y ahorrarse el pago de banda ancha.

“He escuchado historias de primera mano de operadores de granjas mineras que se vieron obligados a manejar una granja con una señal de teléfono celular durante una semana”.

Para el CEO, los usos menos comunes no se limitan únicamente al acceso a los nodos de Bitcoin en ubicaciones menos privilegiadas en las que es difícil conectarse a Internet, sino que aplican también incluso para los bien ubicados.

Y esto en el ámbito de la privacidad, que se mucho mayor utilizando la conexión satelital, pues si no se es cuidadoso a la hora de hacer transacciones, cualquiera puede rastrear la dirección asociada al nodo.

Entre otros usos, resalta que la descarga de un nodo de Bitcoin por satélite también puede ser útil a las plataformas de intercambio y a los comerciantes, puesto que necesitan ejecutar algún tipo de nodo para conectarse a la red.

Más en CoinCrispy