La Red de Ejecución de Delitos Financieros de los Estados Unidos (FinCEN), la unidad de inteligencia financiera del país, publicó una “guía interpretativa” con el objetivo de orientar a las instituciones financieras que interactúan con criptomonedas a cumplir con las regulaciones actuales.

Desde el inicio del documento, aclaran que no se trata de nuevos requisitos regulatorios, sino de la consolidación de las normas y directrices administrativas actuales de la FinCEN, emitidas desde el año 2011, a otros modelos de negocios comunes que involucran las monedas virtuales convertibles (CVC).

De modo que con esta guía, el regulador estadounidense recuerda a todo aquel sujeto a la Ley de Secreto Bancario (BSA, por sus siglas en inglés) que las regulaciones de la FinCEN relacionadas con las empresas de servicios de dinero (MSB, por sus siglas en inglés) “se aplican a ciertos modelos de negocios que involucran la transmisión de dinero denominados en valor que sustituye moneda, específicamente, monedas virtuales convertibles (CVC)”.

El documento consta de seis secciones y 30 páginas. En la Sección 1 se proporcionan definiciones de ciertos términos clave en el contexto, como “modelos de negocio”, “valor que sustituye la moneda”, y “monedas virtuales convertibles”. Luego, en la Sección 2 se aclara la aplicación de los reglamentos de la BSA a la transmisión del dinero.

GAFI publica directrices preliminares para regular las criptomonedas

En las secciones 3, 4 y 5 describe el enfoque regulatorio de la FinCEN desde el 2013 para los modelos de negocios actuales y emergentes que utilizan patrones de actividad que involucran CVC.

Según la FinCEN, los proveedores de software o de billetera sin custodia y los proveedores multi-sig que no realicen transacciones no aplican dentro de la regulación como transmisores de dinero.

En el documento no solo se abordan las operaciones relacionadas con las CVC, sino también las aplicaciones descentralizadas (dApps), sobre las cuales indicó que:

“La misma interpretación reglamentaria que se aplica a las agencias mecánicas, como los quioscos CVC, se aplica a las DApp que aceptan y transmiten valor, independientemente de si operan con fines de lucro. En consecuencia, cuando las DApp realizan la transmisión de dinero, la definición de transmisor de dinero se aplicará a la DApp, a los propietarios / operadores de la DApp, o a ambos”.

El año pasado, dos congresistas estadounidenses sugirieron en una sesión del parlamento el cambio de las directivas de la FinCEN para empezar a investigar el uso de las criptomonedas en la actividades ilegales dentro del país.

Más en CoinCrispy