Una ex inversionista del esquema de inversión en criptomonedas OneCoin, declarado como un fraude, ha presentado una demanda contra la firma por sus pérdidas.

Christine Grablis presentó una demanda el martes en Nueva York, y está siendo representada por la firma de abogados Silver Miller, alegando que OneCoin promovió la inversión en criptomonedas de manera fraudulenta y que en el proceso violó las leyes federales de valores.

La ex inversionista alega que perdió cerca de US$ 130,000 en el esquema, y demanda a la firma con el fin de que le devuelvan dichos fondos y respondan por los daños. Aunado a ello, también está promoviendo una demanda colectiva en la que participen otros de los inversionistas que perdieron dinero en el plan.

En el documento, citan la declaración del director adjunto a cargo del FBI, William Sweeney, Jr.:

“OneCoin era una criptomoneda que solo existía en la mente de sus creadores y sus co-conspiradores. A diferencia de las criptomonedas auténticas, que mantienen registros del historial de transacciones de sus inversores, OneCoin no tenía un valor real. No ofrecía a los inversores ningún método para rastrear su dinero y no podía utilizarse para comprar nada. De hecho, los únicos que se beneficiaron de su existencia fueron sus fundadores y co-conspiradores”.

Las quejas sobre OneCoin se iniciaron en el 2016, sin embargo, no fue hasta enero de 2018 que las autoridades de Bulgaria allanaron sus instalaciones en la ciudad Sofia y confiscaron sus servidores.

Banco suizo de criptomonedas advierte sobre compañía fraudulenta

Posteriormente, en marzo del 2019, el Fiscal Federal para el Distrito del Sur de Nueva York acusó los fundadores de OneCoin, Konstantin Ignatov y su hermana mayor, Ruja Ignatov, de fraude electrónico, lavado de dinero y fraude de valores, y fueron arrestados.

Geoffrey Berman, el Fiscal Federal para el Distrito del Sur de Nueva York, comentó en aquel momento que:

“Prometieron grandes retornos y un riesgo mínimo, pero, como se dijo, este negocio era un esquema piramidal basado en humo y espejos más que ceros y unos. Los inversionistas fueron victimizados mientras que los acusados ​​se hicieron ricos”.

La estafa generó enormes pérdidas, razón por la que las autoridades gubernamentales de diferentes países, entre los que figura Nueva Zelanda, Países Bajos, China y Singapur, advirtieron a los inversores no involucrarse con ningún plan de inversión relacionado con OneCoin.

Más en CoinCrispy