Los clientes de Hawaiian Electric han estado recibiendo llamadas telefónicas en la que se les insta a pagar una cantidad de bitcoins a cambio de que no se les cancele su suministro eléctrico en funcionamiento. Lo relevante del caso es que ninguno de ellos ha cedido a la estafa, según ha informado el portal Start Adviser en una publicación de este martes 15 de abril.

La primera ronda de llamadas automatizada ocurrió entre los días martes y miércoles de la semana pasada, y continúan hasta el día de hoy donde se han reportado 10, registrándose hasta el momento más de 70. Entre los escogidos se encuentran los residentes del estado y una gran variedad de compañías y organizaciones sin fines de lucro, que incluye talleres de automóviles e iglesias.

Según los reportes, a los clientes de Hawaiian Electric se les decía que de no pagar una cantidad en bitcoin en un plazo de 30 minutos, se les desconectaría la electricidad. En la mayoría de las llamadas, se les indicaba también que marcaran el número 1 para pagar por teléfono, u otro número para recibir las instrucciones.

Fiscales de EE.UU arrestan a líder de esquema ponzi multimillonario con OneCoin

Uno de los clientes accedió a marcarlo, luego de lo cual se le ordenó pagar su factura vencida en un establecimiento local, donde debería introducir el monto de US$ 700 en efectivo en un cajero automático de Bitcoin. Sin embargo, hasta el momento nadie ha hecho dicho pago.

En el 2018 se reportaron alrededor de 200 llamadas fraudulentas a la clientela de Hawaiian Electric, así como también unas docenas a otras empresas similares del estado como Maui Electric y Hawaii Electric Light. En aquel momento, los clientes pagaron miles de dólares creyendo que de esta forma garantizarían su suministro eléctrico.

Sin embargo, esta vez la situación ha sido totalmente contraria. Luego de una campaña de concienciación llevada a cabo por los proveedores de servicios públicos locales el año pasado, ahora los clientes son capaces de reconocer las llamadas fraudulentas asociadas a ellos. La evidencia de ello es precisamente que esta vez ni uno solo de ellos ha accedido al pago.

Más en CoinCrispy