La plataforma de financiación colectiva (o crowdfunding) StartEngine cerró la campaña de la de red de medios sociales de libre expresión Gab, la cual pretendía vender security tokens.

Gab señaló a través de su cuenta de Twitter que su campaña de financiación colectiva fue vetada de la plataforma StartEngine el mes pasado, “y se niega a devolver $ 150,000”; ahora planean demandar a la compañía.

Cabe señalar que Gab ha tenido éxito en dos campañas de financiación colectiva en StartEngine con una compensación de aproximadamente $ 2 millones. Sin embargo, hace poco más de un año, la compañía presentó una oferta de la Regulación A a través de StartEngine que le habría permitido vender sus tokens de seguridad a inversionistas no acreditados de los Estados Unidos para una recaudación  máxima de $ 10 millones. Hasta octubre del año pasado, la compañía había recibido compromisos de más de 1,000 inversionistas interesados ​​que prometían $ 5.6 millones en capital.

Andrew Torba, el CEO y fundador de Gab, dijo que Decrypt StartEngine que no proporciona ninguna razón para el cierre de su campaña: “Cuando se presionó, StartEngine no pudo identificar un incumplimiento del acuerdo, y creemos que fuimos prohibidos debido a la presión política“.

Productora anuncia herramienta de financiación de películas con criptomonedas

La red social Gab ha estado envuelta en polémicas debido a su propia filosofía de libertad de expresión. Ya que muchos partidarios de la “extrema derecha” la utilizan, precisamente porque no pueden ser censurados, como si ocurre en otras redes sociales.

Esto ha provocado que los proveedores de infraestructura como Microsoft Azure, Joyent, GoDaddy, Apple y la tienda de Android de Google hayan negado ofrecer servicios a Gab. Incluso su más reciente complemento para navegadores web fue sacado de la biblioteca de extensiones de Google y Mozilla. Pero lo que parece que más afecta a la red social es el que hecho de PayPal, Stripe, Square, Cash App, Coinbase y Bitpay, les hayan cerrado sus cuentas.

Más en CoinCrispy