Las autoridades japonesas implementarán medidas regulatorias adicionales para las operaciones relacionadas con el comercio de margen de criptomonedas a fin de imponer mayor orden. Así lo informó el medio local de noticias, Nikkei Assian Review, en una publicación este martes 19 de marzo.

El informe señala que el Gabinete de Japón aprobó el pasado viernes las enmiendas preliminares a los instrumentos financieros y leyes de servicios de pago. Con ello, se limitaría el apalancamiento en el comercio de margen de las criptomonedas en dos o cuatro veces el depósito inicial. Dichos límites están alineados con los estándares similares a los de la comercialización de divisas.

Los operadores de criptomonedas se clasificarán en diferentes categorías para identificar aquellos que participan en el comercio de márgenes, separándolos de los que emiten tokens en Ofertas Iniciales de Monedas (ICOs). De esta forma, las autoridades buscan proteger a los inversores de los esquemas Ponzi y alentar a las compañías legítimas del mercado a utilizar dichas ofertas como un medio para recaudar fondos para sus actividades.

Lituania planea aplicar enmiendas legales para regular el mercado de las criptomonedas

Según se informa, las reglas entrarán en vigencia en abril de 2020, por lo que los exchanges de criptomonedas que ofrecen comercio de margen deberían registrarse dentro de los 18 meses posteriores a dicha fecha. Además, los corredores reconocidos que deseen incursionar en el negocio probablemente deban volver a registrarse especificando dicho propósito.

Por ejemplo, los exchange de criptomonedas de Tokyo, LastRoots y Rakuten Wallet, propiedad de Rakuten, son plataformas de criptomonedas que se encuentran operando a pesar de no estar registradas.

“Tenemos la intención de motivar a los operadores para que hagan lo que puedan para registrarse”.

Este límite de tiempo permitirá a la Agencia de Servicios Financieros acabar con los denominados “cuasi operadores” de criptomonedas no registrados a medida que se aprueban las solicitudes de registro. Sin embargo, si se extiende el proceso de selección, los cuasi operadores podrán seguir comerciando como lo hacen sus similares que sí están registrados mientras finalizan los procedimientos.

 

Más en CoinCrispy