A pesar de que la bifurcación dura más reciente de Ethereum resultó exitosa, los miembros de la comunidad se han sentido desconfiados al enterarse de lo que ha sido denominado como “nodos grandes y aterradores” por Blockcypher en una publicación del 11 de marzo.

BlockCypher es un proveedor de infraestructuras basada en blockchain, cuya API ETH presentó algunos inconvenientes durante la bifurcación de Ethereum, Constantinople, suscitada en el mes de enero. De acuerdo a su informe de los sucesos, recibieron un error de que faltaba una pequeña parte de los datos (un nodo Trie), por lo que intentaron diferentes métodos de recuperación que resultaron fallidos.

Luego, procedieron a un proceso de sincronización “rápido” que duró más de dos días, pero tampoco permitió recuperar los datos faltantes.

Explican que la sincronización rápida no funcionó puesto que “incluye solo un pequeño subconjunto de todos los datos de la cadena de bloques”, y para poder operar sus API de forma confiable, requieren de toda la información. Agregan que hicieron un respaldo de su estado antes de la bifurcación Constantinopla, pero este se dañó parcialmente durante la restauración.

De modo que señalan como primera lección aprendida que:

“El estado de Ethereum es muy diferente al de otros blockchains. No se puede restaurar utilizando ningún método de copia de seguridad tradicional”.

Por esta razón, recurrieron a una sincronización completa, para lo cual emplearon máquinas grandes en vista de que se trataba de más de 2 Terabytes. Sin embargo, el 14 de enero se canceló la entrada en vigencia de Constantinopla. Ello sacó a relucir otra lección que es esperar hasta que una actualización de Ethereum esté en vigencia para actualizar las copias de seguridad.

A pesar de que dos semanas después su estado se había restaurado, BlockCypher descubrió que la sincronización completa no había incluido el estado Trie completo. Consultaron con Vitalik Buterin, su cofundador, quien respondió “oh, eres uno de los pocos que ejecutan uno de esos nodos grandes y aterradores”.

Tal parece que ni siquiera la Fundación Ethereum cuenta con una copia de archivo completa de la cadena de Ethereum, lo que ha generado polémica en la comunidad. Sin embargo, los expertos de Ethereum, han señalado que estos nodos no están relacionados con su seguridad general.

Más en CoinCrispy