Eric Woerth, jefe del Comité de Finanzas de la Asamblea Nacional de Francia, sugirió en un reporte reciente sobre criptomonedas y tecnología blockchain vetar las criptomonedas anónimas, llamadas “monedas de privacidad”.

“Sería apropiado proponer un veto en la diseminación e intercambio de criptomonedas construidas para asegurar un total anonimato y prevenir procedimientos de investigación. Este es el caso de un cierto número de criptomonedas (Monero, PIVX, DeepOnion, ZCash) cuyo propósito es identificar a sus propietarios. Hasta ahora, no se ha logrado una regulación de este estilo”.

Además de eso, Woerth habló de los posibles problemas asociados con las criptomonedas, incluyendo fraude, evasión de impuestos, lavado de dinero y consumo de energía.

“La distinción entre los distintos casos de uso para criptomonedas debe continuar para establecer una regulación más precisa y proteger el interés general y privado de los emprendedores de este domino”, añadió.

Recordemos que en abril del año pasado, reguladores japoneses sugirieron implementar una medida similar al prohibirle a las casas de cambio de criptomonedas transar con criptomonedas anónimas como Dash (DASH) y Monero (XMR).

A pesar de incertidumbre regulatoria, tabaquerías francesas empiezan a vender Bitcoin (BTC)

“Esto es algo que debe ser discutido seriamente en términos de si una casa de cambio de criptomonedas debería tener permitido utilizar dichas divisas”, comentó un miembro anónimo del Financial Services Authority (FSA) en ese entonces.

El diciembre pasado, el Parlamento francés rechazó enmiendas a la ley de finanzas de 2019 que podría facilitar el proceso impositivo de las criptomonedas.

El Parlamento rechazó cuatro propuestas en total, en el que una de ellas proponía aumentar el volumen anual de las transacciones que caigan bajo la excepción de impuestos de 305 euros a 3,000 euros o incluso 5,000 euros.

Igualmente, en 2017 el presidente Emmanuel Macron comentó que le gustaría que Francia se convirtiera en una “nación startup”. Sin embargo, la postura de Francia hacia las criptomonedas se mantiene vaga hasta los momentos.

Más en CoinCrispy