El fundador de QuadrigaCX, Gerald Cotten, al parecer, pudo haber guardado las llaves privadas del Exchange en una caja de seguridad, informó Bloomberg el 15 de febrero.

Hace cinco años Cotten fue entrevistado en el “True Bromance Podcast” cuando vivía en Vancouver. Allí, el fundador del Exchange les explicó a los anfitriones del programa, los actores Sage Brocklebank y Michael Karl Richards, y el productor Brett Michael, como funcionaba su modelo de negocio. En la discusión, Cotten advirtió sobre los peligros de perder las contraseñas necesarias para acceder a los Bitcoins.

Es como quemar dinero“, dijo Cotten. Luego añadió que “incluso el gobierno de los Estados Unidos, con las computadoras más grandes del mundo, no podría recuperar esas monedas si ha perdido la clave privada. Es imposible recuperarlas“.

Cotten explicó además que la mejor manera de mantener las claves privadas, que son básicamente una cadena de números y letras, es imprimirlas y guardarlas fuera de línea en una caja de seguridad. “De esa manera nunca podrá hacer que le roben su Bitcoin (BTC), a menos que alguien, como, irrumpa en el banco, robe su caja de seguridad y entre en su clave privada y demás” afirmó Cotten.

Se define la firma de abogado que representará a los clientes de QuadrigaCX

Consecuente con su comentario, Cotten aclaró a los anfitriones que Quadriga CX seguía esa misma política: “lo que hacemos es almacenarlos [los bitcoins] sin conexión en Wallets de papel, en la caja de seguridad de ña bóveda de nuestro banco, porque esa es la mejor manera de mantener seguras las monedas”.

Recordemos que Quadriga no ha podido acceder a sus billeteras frías donde guardaba la mayoría de los activos, porque Cotten, que falleció repentinamente a principios de diciembre, fue aparentemente el único responsable de las billeteras y las llaves correspondientes. El intercambio supuestamente solo tiene $ 286,000 en efectivo, mientras que debe $ 198,435,000 a sus usuarios. Ante la insolvencia, el intercambio ha buscado la protección de los acreedores en los tribunales canadienses.

Más en CoinCrispy