La Asociación de Nueva Economía de Japón (JANE) solicitó a la Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA, por sus siglas en inglés) que reduzca la tasa impositiva para los ingresos por transacciones con criptomonedas.

Específicamente, el CEO de Rakuten, y dirigente de la JANE, Hiroshi Mikitani, propuso al regulador financiero japonés cambiar el sistema de tributación actual por impuestos progresivos, acordes a la ganancia. Esto con el objetivo de expandir los mercados de criptoactivos e impulsar la innovación, para que el sistema tributario no impida la inversión en este tipo de activos.

Según el artículo, los ingresos de las criptomonedas comerciales actualmente están gravados con un impuesto del 55 por ciento. La imposición de impuestos progresivos sobre las ganancias busca reducir el impuesto al 20 por ciento, la misma tasa que se aplica a los mercados de acciones y divisas en el país. Otro punto tocado por la JANE fue el de solicitar que eliminen los impuestos a las transacciones de crypto-crypto y crear un nuevo reglamento para las stablecoins. Asimismo, exigió que no dañe la innovación al imponer una regulación restrictiva en la industria.

En lugar de aplicar regulaciones similares existentes, como las transacciones en divisas, debemos diseñar una regla considerando la naturaleza del token después de comprender las necesidades prácticas, incluido el diseño de la aplicabilidad de la moneda virtual en la ley de liquidación del fondo” comentó Mikitani.

En octubre del año pasado un comité de expertos en impuestos buscó asesorar al gobierno del país del sol naciente en el proceso de simplificación de impuestos a las criptomonedas. Sin embargo, no se avanzó mucho en la materia. En cambio, el gobierno japonés implementó un nuevo sistema para evitar la evasión de impuestos, el cual involucra solicitar información proveniente de intermediarios de transacciones, como casas de cambio de criptomonedas.

Más en CoinCrispy