Hervé Falciani, un informante francés condenado en el 2015 por la mayor filtración de la historia bancaria, ha dado a conocer sus planes de lanzar una criptomoneda ética a fin de combatir el lavado de dinero y los fraudes. Así lo informó el portal de noticias Reuters hoy viernes 8 de febrero.

Falciani, ex ingeniero de sistemas de HSBC que filtró datos de clientes que reveló actividades ilícitas de la banca suiza, vive en un exilio autoimpuesto en España. Ha revelado que se encuentra trabajando con académicos y expertos en tecnologías finlandesa en un proyecto de criptomonedas que podría ser adoptado por los reguladores. Tabu sería el nombre del token, que conformaría una ficha totalmente detectable que impediría la evasión fiscal y manejo ilícito del dinero.

En el proyecto del reconocido espía también participa una entidad sin fines de lucro conocida como Tactical Whistleblowers, el grupo de desarrollo también incluye principalmente matemáticos de la Universidad Politécnica de Valencia en el este de España.

Banco suizo de criptomonedas advierte sobre compañía fraudulenta

Falciani, quien forma parte de un programa de protección de testigos en Reuters, declaró en una entrevista en una localidad neutral de Madrid.

“Lo que sucede con cualquier innovación o tecnología es que se puede usar de manera mala o tal vez de manera amigable con un impacto social, un impacto social positivo”.

También habló sobre los controles cruzados diseñados para eliminar la mayoría de los riesgos de fraude:

“La información falsa es la base de cualquier tipo de fraude… De la misma manera que tenemos que lidiar con noticias falsas, la misma tecnología puede aplicarse a las facturas falsas”.

Además de Tabu, Falciani también está trabajando en un sistema blockchain llamado “Aletheia”, que significa divulgación en griego, a fin de verificar los contratos electrónicos de las administraciones públicos. Este proyecto también esté enfocado en la reducción de fraude y aumento de eficiencia a menores costos.

Más en CoinCrispy