La policía de Nueva Zelanda está trabajando en conjunto con agencias internacionales para encontrar a los hackers que robaron más de 16.1 millones de dólares de la plataforma de Cryptopia, de acuerdo con una nota de prensa.

Cryptopia, que sufrió el ataque a partir del 15 de enero y duró alrededor de dos semanas, perdió los fondos de decenas de miles de billeteras de Ethereum.

Tras confirmar que investigaban el caso el 16 de enero, la policía finalmente volvió a pronunciarse hoy, revelando que están coordinando una iniciativa internacional para rastrear los fondos y a los criminales, según declaró el Inspector Detective Greg Murton:

“Las criptomonedas robadas están siendo rastreadas activamente por la policía y especialista alrededor del mundo debido a la naturaleza pública de las redes blockchain de las criptomonedas. Se está realizando un enorme progreso en la investigación y estamos trabajando en conjunto con la gerencia y empleados de Cryptopia, que han provisto asistencia invaluable”.

Por otra parte, el reporte señala que “se espera que la investigación se tome un tiempo considerable de tiempo debido a la complejidad del ambiente cibernético”.

Asimismo, Murton señaló que las investigaciones a las oficinas de Cryptopia en Nueva Zelanda concluirán al final de la próxima semana.

Transacciones sospechosas de criptomonedas se incrementaron, según policía de Japón

Recordemos también que los hackers intentaron liquidar los fondos robados, lo que llevó a medidas preventivas de Binance una vez intentaron vender las monedas en su plataforma.

Al mismo tiempo, se han generado numerosas dudas sobre las capacidades y efectividad de las operaciones policiales, pues se presume que la naturaleza del hackeo hace que sea poco probable que los responsables terminen tras las rejas.

“Nadie parece tener idea de lo que sucede, pero esto no sucedió de la noche a la mañana”, comentó Alex Sims, profesor asociado de ley comercial de la Universidad de Auckland.

Más en CoinCrispy