Zwoop, una startup de criptomonedas respaldada por VC, ha colapsado en su administración dejando sin pago a empleados y proveedores distribuidos alrededor del mundo. Así lo ha informado James Cook en el portal The Telegraph, en un artículo exclusivo publicado este viernes 11 de enero.

Zwopp es una startup fundada por el empresario italiano Alessandro Gadotti, quien recibiera US$ 13 millones de dólares de Robert Friedland, un multimillonario de origen estadounidense y canadiense, reconocido en el campo de la minería de criptomonedas. Friedland es el fundador de dos empresas muy importantes. Una es Ivanhoe Capital Corporation, interesada en Zwoop, y la otra Ivanhoe Mines, una compañía pública canadiense que además cotiza en las bolsas de valores de Nueva York NASDAQ y Toronto.

Según la información suministrada en su cuenta de LinkedIn, Zwoop se encontraba en el proceso de desarrollo de un “asistente revolucionario de comercio electrónico que transformará la forma en que el mundo compra en línea”.

El fin del proyecto del asistente de comercio electrónico se enfocaba en aprovechar los beneficios de tecnologías como la blockchain, inteligencia artificial, visión por computadora, aprendizaje automático profundo y el procesamiento de lenguaje natural. Con ello, se permitiría que los consumidores encontraran los productos de su interés a los mejores precios posibles.

Rusia fijará límite de US$ 9000 para inversiones en ICO

Además, tal como ocurre con muchas empresas del medio de blockchain y criptomonedas, Zwoop decidió realizar una Oferta Inicial de Moneda (ICO) a principios de agosto del año pasado. De acuerdo a su programación, publicada en un tweet de la compañía, la venta anticipada tendría lugar el 28 de agosto y la venta pública el 25 de septiembre.

Sin embargo, una semana antes su lanzamiento, Zwopp anunció que la venta estaba “actualmente suspendida hasta nuevo aviso debido a una opinión legal actualizada”.

La compañía había anunciado que empleó a 56 personas que se encontraban en Londres, Singapur y Hong Kong. Pero de acuerdo a la información suministrada en The Telegraph, el colapso de Zwoop dejó cientos de miles de libras en facturas y sueldos sin pagar.

En este sentido, se ha estimado que la startup fallida debe alrededor de US$ 53,858 a una agencia de marketing en Londres, y US$ 38,470 a una empresa de relaciones públicas, por facturas sin pagar.

Te puede interesar

Más en CoinCrispy