Unos de los grandes afectados de la caída de la rentabilidad de la minería de criptomonedas son los productores de unidades de procesamiento de gráficos (GPU) como Nvidia. De hecho, en el cuarto trimestre de 2018, esta empresa experimentó una venta masiva de sus acciones, lo que provocó una caída del 54 por ciento de su precio y la convirtió en la compañía de peor desempeño en el S&P 500, informa CNBC el 21 de diciembre.

Y es que, desde 2016 hasta septiembre de 2018, el valor de mercado de Nvidia aumentó notablemente de 14 mil millones de dólares a 175 mil millones de la mano del aumento de la demanda de GPUs para el minado de criptomonedas. Sin embargo, los datos de noviembre mostraron que las ventas de GPU para aplicaciones relacionadas con blockchain habían desaparecido. El gerente general de Nvidia, Jensen Huang, dijo que los “resultados a corto plazo de la compañía reflejan el exceso de inventario después del auge de las criptomonedas, que se corregirá“.

Suben imágenes de explotación infantil en la blockchain de Bitcoin Satoshi Vision

En este sentido, la desaparición de las ventas relacionadas con el minado de criptoactivos ha dejado a la compañía con una posición desfavorable. El frenesí del minado de Bitcoin elevó los precios de las GPU de Nvidia, pero una vez que la demanda desapareció, los precios no bajaron lo suficientemente rápido como para atraer a los clientes que esperaban tarjetas más asequibles.

Los problemas de Nvidia no se limitaban a las criptomonedas. El segmento del centro de datos de la compañía, que incluye ventas a proveedores de la nube como Amazon, tampoco cumplió con las estimaciones de Wall Street, a pesar de que los ingresos crecieron un 58 por ciento.

En general, las acciones de chips se han visto muy afectadas este año. El índice del sector de semiconductores PHLX, que consta de 30 compañías, incluida Nvidia, cayó un 19 por ciento, mientras que Advanced Micro Devices cayó en picado un 45 por ciento.

Más en CoinCrispy