Fsa

Coincheck es una de las plataformas de casa de cambio de criptomonedas más conocidas del mundo, a pesar de que no sea por las mejores razones.

En enero de este año, Coincheck fue víctima del hackeo más grande e infame en la historia de las casas de cambio de criptomonedas, perdiendo alrededor de 532 millones de dólares en tokens de NEM.

Este evento tan infame llevó a que el Financial Services Agency (FSA), el ente regulador de Japón, comenzara a regular las casas de cambio de criptomonedas para asegurarse de que nada como esto vuelva a suceder.

Asimismo, Coincheck ha debido volver a construir su reputación desde cero. Si bien el hackeo no fue su culpa directamente, sus inversionistas perdieron una cantidad bastante importante de dinero y eso sí es su responsabilidad.

Sin embargo, los reportes recientes indican que los reguladores estarían dispuestos a dejar el pasado atrás, otorgándole una licencia a la plataforma para operar en el país, algo que se oficializaría a finales de este año.

Japón restringe a los exchanges el uso de billeteras calientes

Al recibir esta licencia, Coincheck podrá ofrecer servicios de casa de cambio nuevamente a sus clientes nipones.

Asimismo, es importante recordar que este no ha sido precisamente un año sencillo para la compañía. Producto del hackeo, la FSA emitió un número importante de órdenes de mejora a su plataforma, que eventualmente fue adquirida por Monex a mitad de año.

Además, vale la pena destacar que Coincheck se encontraba operando sin licencia con muchas restricciones. No obstante, una vez se emita y anuncie oficialmente la nueva licencia, se resumirá el servicio por completo dentro de su casa de cambio.

Si bien estas noticias llegan casi un año después del hackeo que generó el mayor revuelo en los reguladores financieros japoneses hasta el momento, el hecho de que se pueda dar un paso hacia adelante y además ofrecer un servicio más seguro a los usuarios es sumamente positivo.

Más en CoinCrispy