Los negocios suizos relacionados con la tecnología blockchain están a punto de dar un paso hacia su legitimidad, ahora que las startups de criptomonedas locales pueden aplicar por una nueva licencia que les permitirá manejar depósitos de hasta 100 millones de dólares, un derecho reservado exclusivamente para los bancos.

En este sentido, el Swiss Financial Market Supervisory Authority (FINMA) publicó lineamientos estrictos para los negocios de criptomonedas que quieran obtener una licencia FinTech y manejar grandes sumas de dinero en nombre de sus inversionistas y clientes.

A partir del 1 de enero del próximo año, las compañías podrán solicitar la autoridad de aceptar fondos públicos de hasta 100 millones de dólares como parte de sus operaciones de negocios.

Para realizar esto, las compañías deben adherirse a reglas que dictan cómo lidiar con el dinero de sus clientes. Por ejemplo, no podrán re-invertir nada de su capital, o pagar intereses por algún bien recibido.

Asimismo, los negocios interesados deberán introducir documentación relativa a su target de clientes, actividad de negocios e incluso locación geográfica. Por otra parte, FINMA solicita información detallada de todos los miembros de su junta, incluyendo dirección, récords educativos, currículum vitae, récord criminal e incluso referencias laborales previas.

Compañía suiza lanza un reloj especial para conmemorar 10 años del Bitcoin

Las compañías también deberán proveer listas de negocios participantes con reservas directas o indirectas del 5% o más de la compañía. Además, todos los extranjeros deberán presentar la documentación equivalente de sus países natales.

La licencia surge gracias a la nueva enmienda de la ley bancaria, realizada específicamente para promover la innovación en los servicios de criptomonedas y blockchain. Todo esto fue priorizado por el estado suizo en medio de su interés por convertirse en un “Crypto Valley”.

Es importante señalar que Suiza se encuentra a la vanguardia de la industria de las criptomonedas. Por ejemplo, sus reguladores financieros hicieron historia al ser los primeros en aprobar un Exchange-traded Fund de Bitcoin (ETF), algo que aún no ha sido posible en los Estados Unidos.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy