El Bitcoin amaneció alrededor de 15% más depreciado que ayer, cambiándose de manos alrededor de unos US$ 5,380 por unidad según información de Coinbase. Además, Ethereum continuaría su año para el olvido con una caída de hasta el 17% que lo llevó a tradearse a US$ 171, sin mencionar que perdió el segundo lugar en términos de capitalización de mercado ante Ripple.

Considerando la volatilidad del mercado cripto, esta no es la primera vez (ni será la última) en la que observamos un comportamiento de esta manera, pero no deja de ser preocupante y por demás curioso.

En primera instancia, los precios se habían mantenido relativamente estables por casi tres meses y, si bien el panorama no era optimista de buenas a primeras, la estabilidad de los precios parecía que se mantendría por el futuro cercano.

Es importante destacar que, tras los altos históricos del año pasado, el valor del token de Bitcoin se mantuvo por encima de los US$ 6,000 prácticamente todo el año, un valor que representaba su resistencia más importante en los últimos tiempos. La ruptura de esta línea, sin embargo, indica que el mercado podrá continuar hacia la baja.

Subsidiaria de VanEck lanza nuevo índice de seguimiento del mercado OTC de Bitcoin

De acuerdo con expertos, los problemas de poder de Bitcoin Cash tuvieron una influencia negativa en el mercado, mientras que otros hablan de una simple corrección que había demorado en aparecer.

Asimismo, la lenta adopción del Bitcoin como un método de pago y los problemas de escalabilidad de la red de Ethereum también podrían haber tenido un efecto negativo en el mercado.

Por otra parte, la capitalización total del mercado cripto ha caído desde los 800 millardos de dólares en enero hasta casi 184 millardos para mediados de noviembre y, a pesar de los esfuerzos por incluir inversionistas institucionales en la escena, tal parece que deberemos esperar un poco más antes de comprar nuestro Lambo.

Te puede interesar

Más en CoinCrispy