Para el mercado de criptomonedas el método de financiamiento preferido han sido las ofertas iniciales de monedas o ICO por sus siglas en ingles. En los años anteriores, la práctica de este mecanismo se incrementó considerablemente y se lograron alcanzar enormes cifras en recaudaciones destinadas a nuevos proyectos en el ámbito de los criptoactivos.

A pesar de su popularidad, y debido a múltiples inconvenientes que se originaron con los proyectos, incluyendo una gran cantidad de estafas y fracasos en las iniciativas, el ritmo en su utilización ha ido decayendo poco a poco hasta el día de hoy. Además, los entes reguladores en su fin de evitar este tipo de situaciones, también se han dedicado a la creación de nuevas normativas que buscan hacer el proceso más transparente y prestar mayor seguridad a los inversionistas.

Dejando a un lado cualquier posición sobre la conveniencia en la intervención de los entes reguladores y el beneficio o perjuicio que puedan traer las medidas para las ICO y el resto del ecosistema tal como se encuentra hoy en día, es importante examinar las mejores vías para efectuar estos procesos de financiación en el mercado actual.

¿Qué aspectos tomar en cuenta para su viabilidad?

Para el presente momento que vive el mercado, con la variedad de proyectos y plataformas disponibles, las alzas y bajas en los precios de los activos y el aumento del clima regulatorio en distintos países, siempre  es necesario evaluar los supuestos elementales para lograr los objetivos.

Territorio a efectuarse

Una de las principales decisiones a evaluar por parte del proyecto es fijar el ordenamiento jurídico bajo el cual se va a realizar la oferta inicial de monedas. Como la mayoría de los que siguen el mercado sabrán, Estados Unidos e incluso la Union Europea, han establecido algunas normativas en cuanto a las ICOs. Asimismo, más países le han seguido el paso, como Japón, Filipinas, Corea del Sur, recientemente España y otros, que mantienen el paso en la decisión de darles la condición legal correspondiente y unas reglas claras para su realización.

Con esta elección se busca evitar ciertas legislaciones que han creado obstáculos más que reglas para efectuar estos procesos de financiamiento, y del mismo modo, obtener el mejor provecho para el emprendimiento, así como eludir cualquier retraso en cuanto a todos los tipos de autorizaciones que puedan requerir.

Modalidades de lanzamiento

Dependiendo del lugar en el cual se vaya a efectuar la oferta inicial de monedas, es importante tomar en cuenta las modalidades que ya estén contenidas en su marco regulatorio. Por una parte, esto ayudara a determinar bajo qué categoría se beneficiara el lanzamiento del token, y qué tipo de proceso será el más ajustado según su propósito.

En Estados Unidos por ejemplo, existe una gran diferencia en lo que respecta a las aprobaciones correspondientes del ente regulador, el hecho de si el token es considerador como un Valor (Security) o como una Mercancía (Commodities). Cada una representa sus propios requerimientos y dificultades.

Por otro lado, según la clase de proyecto y la estrategia a largo plazo, también deberán precisar el tipo de proceso según la normativa. De esa manera podrán definir la participación del tipo de inversionista adecuado y las vías para lograr los objetivos de recaudación permitidos.

Presupuesto y planificación

Llevar a cabo una ICO requiere de esfuerzos bien planificados. Tiempo, dinero, estrategia y marketing, son varios de los aspectos que la empresa debe tener bajo control al momento de impulsar un evento de recaudación de este tipo.

Independientemente del lugar en el que se lleve a cabo y las normativas que dirijan el proceso, asesorías en materia legal y financiera no deben escatimarse para poder obtener buenos resultados. Aunque estas en particular puedan significar grandes gastos de capital, proporcionaran las gestiones para el visto bueno de los reguladores y fijaran el destino de los fondos a las áreas que garanticen el éxito de la recaudación.

Una de esas áreas en específico y a la que las empresas destinan buena parte del esfuerzo, es a las campañas de marketing que promocionan eficazmente la oferta inicial de monedas junto con toda la propuesta detrás de ella. Incluso, ha sido en gran parte por estas maniobras de marketing que muchas ICOs han tenido éxito en su financiamiento independientemente de la utilidad del proyecto.

¿Es recomendable lanzar una ICO ahora mismo?

Los grandes inversionistas dicen que siempre es momento de emprender, solo hay que saber cómo hacerlo. Actualmente el ecosistema de las criptomonedas junto a la tecnología blockchain, han encontrado un espacio importante en el mundo de los negocios permitiendo enormes inversiones y promoviendo iniciativas de gran impacto para distintas industrias. En este sentido, las oportunidades en el mercado siempre estarán presentes si saben aprovechar las circunstancias.

El efecto revolucionario que han tenido las criptomonedas en el sector de las finanzas y la expansión de la tecnología blockchain a otras áreas, ha creado un ambiente objetivo para los reguladores por lo novedosa de la tecnología y los usos que se le están dando. Además, se toma en cuenta que como en todos los negocios, también existe la posibilidad de participación de aquellos actores que buscan realizar actividades ilícitas como el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

No obstante aunque las intenciones puedan ser las correctas, siempre existe el riesgo de entorpecer el desarrollo del mercado creando excesivos controles en el ecosistema, siendo aquí en este punto, donde el emprendedor tendrá la tarea de buscar las vías indicadas que le permitan realizar su visión.

Finalmente, queda de parte de ellos así como del resto de la comunidad, guiar a los organismos encargados de la regulación a emplear mecanismos más sencillos y equilibrados, para que nuevos proyectos y plataformas se abran paso y puedan aportar utilidades y beneficios a los usuarios en el largo plazo.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy