La oferta inicial de monedas o ICO por sus siglas en inglés, se convirtió en un mecanismo de recaudación exitoso para una gran cantidad de empresas en el ecosistema blockchain. Desde su origen, han ayudado a desarrollar y poner en marcha una buena parte de los proyectos que optaron por este proceso para obtener financiamiento.

Como se ha hecho mención en otras oportunidades, la oferta inicial de monedas o ICO consiste en un proceso mediante el cual se utiliza la venta de tokens a nuevos inversionistas a cambio de criptoactivos como Bitcoin o Ethereum, con el fin de obtener los fondos necesarios para iniciar una nueva propuesta en la industria de las criptomonedas y blockchain.

Este modelo implementado haciendo uso de las cualidades de la tecnología blockchain conlleva diferentes etapas, desde una pre-ICO hasta la propia liberación y distribución de los tokens para que cumplan finalmente con su función y puedan además ser comercializados en el mercado.

Sin embargo, a pesar del beneficio que presta, su popularidad ha ido disminuyendo a causa de las numerosas estafas que se presentan, el incumplimiento de metas en los objetivos de recaudación, y en especial, porque no siempre resulta la mejor opción efectuar un evento de estas características, sobre todo cuando el proyecto se puede lanzar bajo otro esquema de financiamiento.

¿Qué factores tomar en cuenta para decidir realizarla?

Las startup que surgen con una nueva iniciativa en el mercado, necesitan considerar diversos elementos para determinar el provecho que puede significar el lanzamiento de una campaña de este tipo. Economizar tiempo, esfuerzo y recursos, debe ser una de las principales tareas para un emprendimiento en este sector y en general. Algunas de las circunstancias a evaluar son:

Utilidad de los tokens y el proceso de ICO para el proyecto

La primera pregunta lógica para las startups en este aspecto, es si el proyecto requiere o se beneficia de un token propio basado en una tecnología exclusiva, o si por el contrario, puede emitirse en una plataforma ya existente. Particularmente en esta situación es importante establecer la utilidad del token en el modelo de negocio establecido, y su función y valor para los inversionistas que podrán adquirirlos en el caso de efectuarse la oferta inicial.

Componente innovador hacia el ecosistema blockchain

Una nueva empresa que empiece a desarrollar una propuesta en el ecosistema, debe estimar si su iniciativa cuenta con el suficiente atractivo y los componentes de innovación necesarios en relación a los demás proyectos ya establecidos, de manera que incentiven a los inversionistas a participar en una futura ICO y puedan determinar previamente la rentabilidad de ejecutar el proceso y todo lo que el mismo conlleva.

Propósito de los tokens para el modelo de negocios

En el ecosistema de blockchain y las criptomonedas, los tokens son creados por las startups que desarrollan una idea, con el objetivo de prestar una utilidad para sus inversionistas y participantes en lo que será su desenvolvimiento en el mercado posteriormente.

Además, estos deben crear valor tanto para la empresa como para los titulares, permitiéndoles hacer uso del producto ofrecido y obtener rendimientos con su desarrollo. En consecuencia, solo si implica una función indispensable en la organización, será pertinente desarrollar un token con una nueva tecnología que se ofrezca bajo una bien planificada ICO.

Proyecciones de adquisición, distribución y valorización del token

Otro de los aspectos importantes antes de tomar la decisión de celebrar una oferta inicial de monedas, es fijar los parámetros en cuanto a la adquisición de los tokens, en el sentido establecer el tipo de financiamiento (Bitcoin, Ethereum u otra criptomoneda) que recibirá la startup, como será la distribución sucesiva a los inversionistas una vez que sean liberados, y el alcance de su valor que tendrán con respecto a la inversión inicial de los participantes y los rendimientos previstos para la empresa.

Tipos de financiamiento disponibles en caso de no ser necesaria una ICO

Para proyectos que no requieran verdaderamente de un mecanismo de recaudación como una oferta inicial de monedas, también existen otros métodos disponibles que facilitan la obtención de recursos necesarios en el desarrollo de la iniciativa.

Uno de los más comunes, que incluso se llegan a emplear de forma mixta con las ICO es la participación de inversionistas ángeles o de capital de riesgo. Estos generalmente aportan en gran porcentaje los recursos monetarios necesarios en la startup para impulsar la propuesta en el mercado. Por otra parte, igualmente se encuentra la opción de realizar campañas de crowdfunding, aunque no goza de tanta popularidad como las opciones anteriores.

Conclusiones

Uno de los motivos por los cuales se ha hecho tan popular este proceso de recaudación de fondos, es su mínima o casi nula regulación hasta los momentos. Una circunstancia que le ha permitido a una enorme variedad de empresas valerse de esta condición para manejar de forma versátil el proceso ante cualquier proyecto.

Sin embargo, a pesar de que el mecanismo resulte efectivo o llamativo hacia la perspectiva de un inversionista, no siempre garantiza el cumplimiento de la meta fijada en cuanto al capital indispensable, y tampoco asegura el éxito rotundo de la startup que lo efectúa.

Asimismo, reflejar confianza en la comunidad en medio de tantas ICOs que han resultado ser una completa estafa o un fracaso en el corto plazo, representa un gran reto para las nuevas empresas que desean incursionar en el ecosistema. Por lo tanto, es esencial evaluar la necesidad de llevar a cabo una operación de este tipo antes de emplear los esfuerzos que realmente necesita.

Te puede interesar

gargando...

Más en CoinCrispy