Australia aún no había entrado en competencia directa en contra de mercados como los del dólar y euro, específicamente en cuanto a los stablecoins. Pero eso no será por mucho tiempo, pues recientemente fue anunciado que dos grandes compañías del país se asociarán para convertir esa fantasía en una realidad.

Para lograrlo, uno de los exchanges australianos más reconocidos, ‘Bit Trade’, junto a la compañía de empleos y desarrollos en blockchain, ‘Emparta’, estarán diseñando y lanzado la nueva stablecoin respaldada por el dólar australiano para el próximo 2019.

El anuncio fue hecho por medio de la cuenta oficial en Twitter de Bit Trade, en donde el director en jefe, Jonathon Miller, destacó que el lanzamiento de dicha moneda ayudará a contrarrestar los debacles de la hiper volatilidad del mercado de las criptomonedas.

Asimismo, agregó que:

Los stablecoins resuelven uno de los principales problemas que pueden impulsar a los inversores que buscan rentabilidades constantes y los comerciantes que actualmente aceptan divisas tradicionales fuera de las monedas digitales: la volatilidad. Creemos que, gracias a la estabilidad de estas monedas, impulsarán la confianza, acelerarán la adopción generalizada y podrían funcionar como la columna vertebral de las aplicaciones financieras basadas en blockchain, especialmente aquí en Australia dado el favorable entorno regulatorio.

Ambas compañías se han comprometido con el desarrollo de un prototipo, que estará listo en un mes, aproximadamente.

Cabe destacar que la principal diferencia que esta moneda tendrá en contraste con el Tether, que es una de las stablecoins más conocidas en los EE. UU, será la posibilidad de canje bajo demanda; especialmente porque la tesorería principal estará localizada en el mismo territorio.

Esta transición a los medios cibernéticos beneficiaría a la población en hacer los modelos de negocios más eficientes, veloces en sus transacciones, además que apoyaría en la reducción del crimen organizado en torno al comercio con efectivo e incrementará los futuros proyectos basados en las nuevas tecnologías financieras descentralizadas.

Más en CoinCrispy