Un comunicado reciente destaca que la DApp descentralizada de la red EOS, conocida como Trybe, presentó una falla de severidad que conllevó a distribuir tokens de forma errónea a más de 100 cuentas.

Por si no fuera poco, los desarrolladores de la aplicación decidieron recuperar los tokens mal distribuidos entrando, sin autorización previa, a las carteras digitales de los usuarios afectados.

La cantidad retribuida equivalía solo a 8.740 TRYBE o $60 dólares, aun así el acontecimiento ha generado un revuelo en las redes, por violación de privacidad.

De hecho, el fundador de Trybe, Tom Norwood, no negó el suceso tras las recientes entrevistas, en las que comentó que:

Aunque fuimos un poco negligentes al apoyarnos en la librería EOS, es hecho que haya fallado no es en realidad nuestra culpa. Sin embargo, este es un software todavía muy nuevo, y el hecho que no tenga más bugs es ya bastante logro de momento.

Algunos de los reclamos que han surgido sugieren que el nivel de “mutabilidad de la aplicación afectó severamente los índices de seguridad e, incluso, la descentralización que es tan característica de las redes blockchain y criptomonedas”.

Hay que destacar que esta no es la primera vez que EOS levanta sospechas en la comunidad descentralizada.

En este sentido, el pasado 25 de junio el Foro de arbitraje de EOS Core emitió una orden de censura a sus mineros, en la que les exige el rechazo de transacciones de cualquier clase si están asociadas a cuentas EOS afectadas, mientras estén bajo revisión.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy