Las autoridades europeas están vigilando de cerca la evolución del bitcoin y de las altcoins. Durante la reunión informal entre ministros de asuntos financieros y económicos del 7 de septiembre se han tratado políticas económicas entre las cuales se incluyen las regulaciones de criptomonedas. Los usos fraudulentos de las criptodivisas, como la evasión de impuestos, el lavado de dinero, y la financiación criminal están entre los temas de mayor interés para las autoridades reguladoras.

Según un borrador de la reunión compartido con la prensa se muestra que la mayor preocupación gira en torno al potencial abuso de las cripto y de la falta de transparencia. Alrededor del mundo, el estado de la regulación presenta distinto grado de avance, desde la concesión de licencias para servicios de intercambio de criptomonedas con divisas, conocidos como exchanges, en Japón hasta las prohibitivas restricciones impuestas por las autoridades chinas.

Sin embargo, en la mayoría de los países las criptomonedas aún operan en la zona gris de la legislación, es decir, sin regulación precisa sobre sus operaciones.

Algunas alertas han saltado en la eurozona debido a la imposibilidad actual de proteger a los inversores de criptomonedas. Los cambios de valuación de los activos digitales son demasiado volátiles y las operaciones no reguladas por la ley quedan fuera de las pólizas de seguros. En la situación actual un inversor que se inicie en cripto activos lo hace completamente bajo su propio riesgo, siendo posible que pierda todo su capital en cualquier momento. Por desgracia, en ocasiones los advenedizos del cripto no son conscientes de esta realidad.

Las autoridades europeas tienen a los cripto activos bajo la lupa. Debido al creciente número de usuarios que están intercambiando criptomonedas como el bitcoin y otros activos digitales actualmente queda claro que no se trata de una moda pasajera. La regulación es más necesaria este año que en el pasado 2017. El lado positivo de la regulación es que una vez aplicada a las criptomonedas la posibilidad de fraude se reducirá prácticamente a cero. Los días del aprovechamiento de las cripto para evadir impuestos o financiar actividades criminales pueden estar contados.

El organismo ejecutivo de la Unión Europea no puede abordar por sí mismo la regulación. Se precisa de la colaboración con otras agencias para implementar la legislación del sector. La mayoría de los países no se han pronunciado todavía sobre la regulación de las criptomonedas y los ICOs. Las prohibiciones de EE. UU., Canadá y China prohíben la venta de tokens. A pesar de ello, los servicios de exchanges siguen operando en la zona no regulada en la gran parte de los países, con excepciones destacables en China, Filipinas y Japón.

Las ofertas iniciales de moneda, popularmente conocidas como ICOs, se han establecido como una forma efectiva de recaudar capital. Incluso podrían servir como herramienta para integrar capital en los mercados en los próximos años. La controversia gira en torno a la transparencia de los procesos de venta de tokens, los cuales obligan a implementar métodos para identificar a los clientes, usualmente conocidos como KYC por sus siglas en inglés, así como medidas antilavado de dinero, también llamadas AML. Pero esto no es suficiente, ya que los gobiernos deben tomar medidas para vigilar los desarrollos del sector de las cripto. Les toca mover ficha.

Durante la revisión del marco regulatorio para las criptomonedas en el bloque de la UE, las autoridades deberán clarificar cómo el reglamento de la Directiva MiFID II se aplicará a los activos digitales. Queda claro que los servicios de exchanges deberán implementar medidas KYC para hacer el seguimiento de la identidad de los usuarios. Alemania, Francia y Rusia están a punto de aprobar leyes que afectarán a estos servicios.

Si bien EE. UU. y Canadá han mostrado posturas con miras a controlar drásticamente la venta de tokens, sobre todo en relación con securities, otros países en América no parecen acercarse a la regulación. Brasil ya ha clasificado a los activos digitales como no financieros. Debido al lento progreso de la legislación, los exchanges seguirán operando en la zona gris durante un tiempo indeterminado en gran parte del mundo.

La regulación se acerca. Puede ser cuestión de unos meses ver algún progreso en este frente, pero tenemos certezas: si la tendencia se mantiene, Europa estará a la vanguardia del control legal de los cripto mercados.

Imágenes vía Pixabay.


Sobre Dima Zaitsev:

Dima Zaitsev, ICOBox

Dima Zaitsev es el Director de RR.PP. Internacionales y Jefe del Departamento de Análisis de Negocios en ICOBox; columnista en FXStreet.com, CoinSpeaker.com y otros sitios web de prensa de los EE. UU.

Consejero de Relaciones Públicas con participación en más de 30 ICOs de éxito hasta la fecha (en su mayoría clientes de ICOBox). Miembro del Consejo Asesor en muchos proyectos de ICO, asistiendo en Marketing, Prensa, RR. PP, y Estrategia.

Participante regular de foros y eventos de blockchain, incluyendo Consensus y Consensus: Invest (Nueva York, EE. UU), Europa (Suiza, Malta, etc.) y eventos de blockchain en Asia (Tokio, Japón; Seúl, Corea del Sur, Shanghái, China, Singapur, etc.). Dr. Zaitsev ostenta un doctorado en economía y colabora como consejero académico en varias publicaciones científicas.

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/dima-zaitsev/

Te puede interesar

gargando...

Más en CoinCrispy