Si bien creían que los CryptoKitties no habían generado suficiente revuelo, adivinaron mal, pues un cliente de los famosos gatitos adquirió uno de los coleccionables más costosos hasta la fecha, el Dragon Kitty, cuyo precio se estimó en 600 ETH o su equivalente en $170.000 dólares.

Este CryptoKitty incluso superó el récord, en valor, del ‘Founder Cat #18’ que se valuaba en 253 ETH ($110.000 dólares) al precio del mercado de diciembre del 2017.

La venta también aumentó el valor máximo diario de transacciones del juego de 1.17 ETH, comparado al de previos meses que se estimaba en 0.4 ETH el pasado 4 de diciembre del 2017.

Pese a su alto valor, este coleccionable no posee características muy resaltantes, ni es de las primeras generaciones, sino de la novena –los CryptoKitties más viejos son los más costosos– Su aspecto, que es algo simple, consiste en el típico gato, pero con una apariencia de fuego.

De acuerdo con el sitio oficial de los coleccionables, describen al nuevo gatito Dragon de la siguiente manera:

Saludos Soy Dragon y mordí a Rebecca Black cuando era más joven, pero esos días ya pasaron. Lo creas o no, espiar a los vecinos es realmente emocionante. Deberías probarlo alguna vez. Vamos a conectar en ICQ.

Pero ¿qué hace a Dragon tan valioso? Algunos están especulando que podría ser producto de lavado de capitales, mientras otros piensan que, tal vez, como mordió a Rebecca Black vale la pena la inversión.

Niño de 9 años vende sus dibujos usando la Lightning Network (LN)

Lo cierto es que el lanzamiento de este CryptoKitty llega justo cuando la compañía celebra la creación de su millón de gatitos. “Para conmemorar este hito, se lanzarán unos 20 gatos exclusivos”, afirmaron en su cuenta oficial en Twitter.

Más en CoinCrispy