Cuando de criptomonedas se trata, uno de los temas más recurrentes está relacionado con los crímenes cibernéticos y los hackers han hecho casi una profesión el improvisar sus métodos, con los que atienen a objetivos cada vez más ambiciosos, como organizaciones de relevancia internacional.

Uno de los últimos casos reportados parece un tanto increíble, pues llegó a la atención de los medios que los servidores de la ‘Asociación de Golfistas Profesionales de América’ (PGA) recibieron un ataque de ransomware y justo antes del Campeonato de la PGA en Misuri este 9 de agosto.

El ransomware atinó a secuestrar archivos clasificados de la Asociación relacionados a este próximo campeonato, además dejando sin acceso a los directivos de la PGA durante este período crucial.

Otros documentos retenidos incluyen banners promocionales, logos e informes oficiales sobre el Campeonato en Bellerive y la competición por el Ryder Cup del próximo mes en Francia.

Cabe destacar que con este ‘secuestro de datos’ los hackers enviaron emails, con los cuales dejaron en claro no sólo que estaban extorsionando a los miembros de la Asociación, sino que querían llegar tan lejos como para pedir bitcoins (BTC) a cambio.

Podrás alimentar pollos a través de Lightning Network

En este sentido, uno de los mensajes citaba que “contamos exclusivamente con un software de descifrado para su situación. Sin quieren recuperar sus archivos, no hay ningún software parecido disponible para el público”.

Asimismo, junto a los mensajes amenazantes se incluyó una dirección de email a la cual la PGA debería enviar dos archivos que serían descifrados por los hackers, a fin de demostrar sus ‘intenciones honestas” ante el ‘trato’. Otro indicio dejado por los criminales fue una dirección de cartera digital, a la cual exhortaron la transferencia de BTC a cambio del acceso a los servidores.

Pese al terrible panorama, los directivos de la PGA se opusieron a acatar las órdenes de extorción de los sospechosos; así como se negaron a comentar sobre el tema públicamente, debido a que el caso aún está en proceso, mientras que el equipo IT de la organización se encuentra invirtiendo esfuerzos por volver a tener acceso a los servidores.

Más en CoinCrispy