Un estudio reciente de la Universidad Imperial de Londres establece que las criptomonedas, especialmente el bitcoin (BTC), se convertirán en el sustituto de las monedas fíat dentro de los próximos 10 años.

El estudio fue llevado a cabo en colaboración con el exchange E-toro. Parte del reporte de análisis también surge de la cooperación de los profesores William Knottenbelt y el Dr. Zeynep Gurguc, quienes determinaron que tanto el bitcoin, como el ethereum, ya satisfacen uno de los mayores criterios, en conceptos financieros, que las establecerán como las monedas por excelencia en el futuro, el permitir que los usuarios las usen como almacenes de valor.

Otros factores por considerar son su adaptabilidad como medio de intercambio, sea por productos o servicios en el mercado local e internacional, así como actuar como una medida de valor en términos del sistema económico.

Para poder cumplir con los requisitos faltantes, las criptomonedas deberán sobreponerse a las regulaciones y al problema de escalabilidad. En este sentido, los investigadores señalan que:

El mundo de las criptomonedas está revolucionando el mercado tan rápido como la considerable colección de terminología confusa que lo acompaña. Estas tecnologías descentralizadas tienen el potencial de alterar todo lo que pensamos que sabemos sobre la naturaleza de los sistemas financieros y los activos financieros. […] Hay mucho escepticismo sobre las criptomonedas y cómo podrían convertirse en un sistema de pago diario utilizado por el hombre en la calle. En esta investigación, mostramos que las criptomonedas ya han avanzado significativamente hacia el cumplimiento de los criterios para convertirse en un método de pago ampliamente aceptado.

El profesor Knottenbelt también enfatizó que:

El uso más amplio de las criptomonedas como forma de pago diaria es la progresión natural si superan con éxito los seis desafíos: escalabilidad, usabilidad, regulación, volatilidad, incentivos y privacidad.

A pesar de los obstáculos presentes en la actualidad, los expertos y partidarios consideran que no falta mucho para que esta sucesión vea la luz, después de todo “la historia del dinero es la historia de la evolución; las nuevas tecnologías reemplazarán a las viejas”.

Cabe destacar que este reporte surge tan sólo unos días tras la advertencia que el Banco Central de Inglaterra hizo sobre los riesgos potenciales que podrían presentarse al hacer transacciones comerciales con criptomonedas.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy