El comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento de la Unión Europea advierte a los legisladores sobre no ignorar y “no intentar prohibir” las criptomonedas.

En el reporte titulado ‘Monedas virtuales y la política monetaria de lo bancos centrales: retos presentes’, los autores Marek Dabrowski y Lukasz Janikowski, del Centro para la Investigación Social y Económica, consideran que las criptomonedas o monedas virtuales son “una forma complementaria de dinero privado”.

Los investigadores reconocen que las propiedades tecnológicas de las monedas virtuales como Bitcoin hacen que sean “relativamente seguras, transparentes”. Sin embargo, también apuntan que sus propiedades anónimas y transfronterizas representan un reto para los reguladores financieros.

En el reporte se destaca que “contrario a sus predecesores de los siglos XVIII y XIX, las monedas virtuales pueden utilizarse a nivel mundial, sin importar las fronteras”. Las monedas virtuales, a pesar de lo que dicen sus detractores, no se irán a ninguna parte, precisamente por su naturaleza descentralizada y apolítica. En este sentido, los investigadores piden a los economistas no cortar el potencial disruptivo de esta nueva tecnología.

Dabrowski y Janikowski consideran que los economistas que tildan a las monedas virtuales como “un invento de locos” o que representan una nueva utopía monetaria, fraude o “simplemente como una herramienta conveniente para lavar dinero”, están equivocados.

En el reporte se señala que ambos extremos perjudican a las criptomonedas, y que si bien, no se debe prohibir su uso, tampoco deberían estar libres, y que deberían ser reguladas como cualquier instrumento financiero. Recomiendan colocarle un impuesto a las criptomonedas, similar al de las monedas tradicionales, que podría “armonizar” las regulaciones entre jurisdicciones. este tema fue discutido durante la cumbre del G20 de este año.

Con respecto a la premisa de que las criptomonedas pueden significar una amenaza para los bancos centrales, los autores del estudio consideran que no existe tal cosa. Sin embargo, el reporte refleja una aspecto positivo en lo que respecta pequeñas jurisdicciones que están plagadas de inestabilidad política y económica como en Venezuela, donde el Bitcoin ha ganado un terreno seguro para sus habitantes, “una forma de sustituir la moneda, como se ha observado recientemente en Venezuela.

Además, concluyen el reporte expresando que “el progreso en el área de las tecnologías de la información podrían aportar variantes de monedas virtuales más transparentes, seguras y más fáciles de utilizar. Esto podría incrementar las probabilidades para que las monedas virtuales puedan competir de manera efectiva con monedas extranjeras, incluyendo las más importantes”.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy