Según el Índice de Percepción de la Corrupción de TI para 2017, España cayó ocho puntos, convirtiéndose en uno de los países con la clasificación más baja de la Unión Europea debido a una serie de escándalos de corrupción de alto perfil en la última década, donde el rubro de las compras públicas es particularmente vulnerable.

Sin embargo, buscando una solución, la nación ibérica ha estado combatiendo activamente la corrupción modificando sus leyes anticorrupción y desarrollando soluciones de cadena de fuego y de inteligencia artificial (IA).

“La integridad, transparencia y lucha contra la corrupción tienen que ser parte de la cultura. Tienen que ser enseñados como valores fundamentales”, declaró Angel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Luego de adoptar nuevas medidas legislativas aprobadas por la OCDE para luchar contra la corrupción y promover la transparencia en las actividades políticas y las instituciones en 2015, los agentes del orden público españoles han estado luchando para mantenerse al día con el abrumador número de casos: entre julio de 2015 y de septiembre de 2016, un total de 1.378 funcionarios fueron procesados ​​por corrupción, con otro 29 condenados por el Tribunal Supremo de España el 24 de mayo, con la participación del escándalo de corrupción Gürtel, que es uno de los mayores escándalos de corrupción del país en la historia moderna. El tribunal estableció que los políticos del Partido Popular (PP) participaron en “un sistema auténtico y eficiente de corrupción institucional a través de mecanismos para manipular las licitaciones públicas a nivel nacional, regional y local”, mientras que Mariano Rajoy ocupó cargos clave, tanto en el gobierno como en el partido. Los condenados fueron sentenciados colectivamente a un total de 351 años de prisión por delitos como lavado de dinero, soborno, evasión fiscal, fraude y otros relacionados.

Para combatir dichos delitos, el país se ha dispuesto, entonces, a utilizar la inteligencia artificial. De acuerdo con un documento de la OCDE, la tecnología basada en Blockchain puede brindar transparencia a la financiación de compras públicas, pudiendo usarse como una medida preventiva contra la corrupción que puede distorsionar la equidad de la adjudicación de contratos públicos, reducir la calidad de los servicios públicos básicos, limitar las oportunidades para desarrollar un sector privado competitivo y socavar la confianza en las instituciones públicas.

De hecho, La Unión Europea, durante el pasado mes de febrero, lanzó el Observatorio y Foro de Blockchain y ya ha invertido más de 80 millones de euros en varios proyectos relacionados. Como miembro de European Blockchain Partnership, España se compromete a desarrollar aplicaciones Blockchain e inteligencia artifical de toda la Unión Europea que puedan utilizarse en la lucha contra la corrupción en el mercado único digital para el beneficio de los sectores público y privado.

Las aplicaciones Blockchain más prometedoras en este ámbito se relacionan con el registro y el seguimiento de las transacciones de activos cifrados transferidos. Con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, una empresa española de Blockchain está desarrollando una solución basada en Ethereum que permitirá a las partes transferir legalmente la propiedad de criptoactivos al reducir las posibilidades de manipulación y fraude, agregando verificabilidad y auditabilidad a transacciones digitales; y mediante el seguimiento de la información y los activos digitalizados sin la necesidad de intermediarios. A su vez, el sistema incorporará una infraestructura de clave pública, como las marcas de tiempo electrónicas y los servicios de entrega electrónica certificada, para tales contratos.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy