El Centro para la Facilitación del Comercio y el Comercio Electrónico (CEFACT/ONU), uno de los organismos de las Naciones Unidas, reveló recientemente sus planes de adoptar la tecnología Blockchain para optimizar el sistema actual de suministros.

El anunció se dio tras la publicación de su ‘white paper’, en el cual se estudian los beneficios que podría traer la nueva tecnología al campo del comercio y transporte a nivel internacional.

Por su parte, “dado que el objetivo principal del CEFACT/ONU es desarrollar estándares para apoyar la facilitación del comercio y la automatización de la cadena de suministro, la atención se centrará en los contratos inteligentes, la notaría electrónica y las funciones de coordinación de procesos descentralizados en la Blockchain en lugar de la producción y utilización de criptomonedas”, según la fuente de la organización.

Además, este sistema presenta una gran ventaja, pues permite la transacción y registro de diversos tipos de datos de distribución, envíos, tiempos de llegada, seguros, costos y facturaciones, entre otros; además que permitirá la eliminación de pasos que toman un tiempo excesivo y el uso de recursos materiales, como papel.

De acuerdo con los desarrolladores del proyecto:

La tecnología Blockchain no resuelve el problema de interoperabilidad que las normas del UN/CEFACT siempre han respaldado. Además, las diferentes blockchains están lejos de ser iguales en términos del nivel de confianza que los participantes deben depositar en ellas. Sin embargo, esta podría ser una oportunidad para aprovechar los estándares semánticos existentes y aplicarlos como se pueda al sistema de suministros.

Como bien mencionan los directivos, a pesar que la tecnología Blockchain, al igual que la del Internet de las Cosas (IoT) es altamente valorada para mejorar los procesos actuales, aún queda un largo camino por recorrer antes de alcanzar su potencial pleno en el comercio.

Como se ha demostrado anteriormente, las nuevas tecnologías, especialmente las asociadas a la Blockchain, han abierto una amplia ventana de posibilidades no sólo en el campo financiero, sino en la optimización de procesos comerciales e industriales, incluso han hecho su parte en la creación de una conciencia sobre los riesgos cibernéticos.

Si las Naciones Unidas logra con éxito su propuesta, habrá una mejora notable no sólo en el tiempo de acción y desempeño de las cadenas de suministro, sino propiciará una reducción de costos e impuestos.

Te puede interesar

cargando...

Más en CoinCrispy