Armenia podría convertirse en el segundo país de la Unión Económico Euroasiática en mostrar una postura positiva hacia el sector de la minería de criptomonedas, luego de que Bielorrusia legalizara esta actividad. En concreto, el parlamento de Ereván ha presentado un proyecto de ley que busca legitimar esta actividad, y que de ser aprobado, también legalizaría indirectamente el comercio de criptomonedas.

Asimismo, el proyecto de ley busca eximir a los mineros de impuestos hasta diciembre del 2023, en un intento de incentivar a los ciudadanos a iniciarse en esta actividad. Además, los participantes de este sector, incluyendo empresas privadas, tendrían el derecho de crear instalaciones de minería sin necesidad de solicitar licencias ni permisos del gobierno. Las empresas de minería existentes o que deseen establecerse en Armenia, también disfrutarían de aranceles aduaneros preferenciales.

El principal promotor de este proyecto de ley es Edmon Marukyan, quien pertenece a la minoría del parlamento. El cree que Armenia necesita adaptarse a los nuevos tiempos, y por ello, a pesar de ser opositor al gobierno actual, reconoce que el país ha avanzado hacia cambios positivos en cuando a tecnología, y busca continuar ese camino con la legalización de la minería de criptomonedas.

Steve Wozniak fue víctima de un fraude de bitcoins

Por su parte, la postura del gobierno armenio ha sido escéptica en cuando a legalizar esta actividad. De hecho, el Banco Central emitió un documento de advertencia sobre el uso del Bitcoin, asegurando que no es dinero electrónico. Esta advertencia fue emitida hace 3 años, y en ese momento, se mencionó una ausencia de enfoque internacional claro sobre el tema.

Según un informe de Eurasia Daily, el gobierno de Armenia es cauteloso con las criptomonedas porque reconoce que los controles actuales no son suficientes. El hecho de que las instituciones gubernamentales estén debilitadas y la ubicación de Armenia cerca de zonas de conflicto, es una realidad que hace que estos activos se usen para lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Sin embargo, nada está dicho. Armenia podría eliminar su temor hacia este sector y abrir paso al desarrollo tecnológico y el crecimiento económico que potenciará la minería de criptomonedas en el país.

Te puede interesar