Mientras que la comunidad de las criptomonedas en Japón ha mantenido un ascenso imparable en los últimos meses, las casas de cambio de criptomonedas también han intensificado sus anuncios publicitarios.

Un ejemplo de ello es la calle Shibuya, en Tokio, una de las más concurridas del mundo y donde se puede ver un enorme anuncio de la casa de cambio DMM, y que protagoniza la imagen de esta noticia cortesía del medio Japan Times, quien a través de un nuevo reporte revela que muchos turistas han quedado impresionados del nivel de publicidad existente en las calles japonesas.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Las casas de cambio de criptomonedas en el país recientemente han sido sometidas a mayores presiones gubernamentales con la finalidad de explorar la forma en que promueven sus servicios, luego del hackeo del que fue víctima la casa de cambio CoinCheck, y que informamos recientemente.

Asimismo, la publicación cita la opinión de un investigador de tecnologías financieras del Instituto de Investigación Mizuho, llamado Kenji Harashima, que reitera lo siguiente:

Las casas de cambio japonesas son las más activas del mundo. Esto no es solo el resultado de las regulaciones estrictas en China y Corea del Sur, sino también porque son el centro de numerosas inversiones.

La publicación también menciona un informe de la firma de investigación comercial CM Soken Consulting, donde se revela que las casas de cambio japonesas pagaron campañas de publicidad masiva en 2017, incluyendo publicidad por televisión, de la mano de casas de cambio como bitFlyer, CoinCheck y DMM.

Exchanges de criptomonedas serán investigadas por la Fiscalía General de Nueva York

Por su parte, la Asociación Japonesa de Negocios con Criptomonedas (JCBA), ha solicitado a los miembros de la industria Blockchain en el país que hagan publicidad de forma responsable, al tiempo que ha añadido que es difícil implementar cambios repentinos en las políticas de anuncios, dado que muchos acuerdos publicitarios han sido firmados a largo plazo.

Te puede interesar