Según una publicación en el periódico español Vozpópuli, el Ministerio de Hacienda y Función Pública podrá tener acceso a los datos bancarios de todos los ciudadanos de España que realicen operaciones con criptomonedas.

Los encargados en proveer la información serán las entidades financieras que trabajen con las casas de cambio. Esta nueva tarea viene de la mano con la implementación de una legislación que la Comisión Europea piensa anunciar el año entrante.

Representantes cercanos al gobierno alegaron que el crecimiento en los precios del Bitcoin ha convertido a la criptomoneda en un blanco de interés para aquellas personas que buscan lavar dinero “Su alta cotización y los movimientos de subida de los últimos tiempos nos hacen pensar que se está usando para el blanqueo de capitales”, fueron las declaraciones.

Australia dispone ahora de 1200 kioscos que venden Bitcoin y Ethereum

Es por esto que se quiere determinar quiénes son los ciudadanos que llevan a cabo transacciones sospechosas con Bitcoins. En esa categoría entrarán aquellas operaciones que manejen cantidades de dinero muy elevadas o que registren movimientos continuos de criptomonedas.

En España, existe una ley de blanqueo de capitales, la misma obliga a los agentes económicos a identificar a sus clientes, detectar y comunicar cualquier operación fuera de lo común. Esta ley no incluye a las monedas digitales, pero el Parlamento Europeo ya se encuentra trabajando en una regulación que se espera que entre en vigencia en 2019, y la misma aplicaría a todos los países de la comunidad.

Asimismo, las transacciones con criptomonedas que se hagan para financiar proyectos a través de ICO estarán a disposición de las autoridades del país.

Te puede interesar