Convencido de que los usuarios de criptomonedas no declaran impuestos sobre los ingresos que han obtenido a través de sus inversiones criptográficas, el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS) ha puesto en su mira a Coinbase, una de las casas de cambio más grandes del país.

Una jueza que supervisa el caso parece estar de acuerdo, indicando en una audiencia celebrada el día de ayer que concederá el permiso al IRS de obtener los registros personales de miles de usuarios de Coinbase. Luego de esta noticia, el Bitcoin, cuyo precio había registrado niveles récord, cayó para ubicarse en este momento en US$ 6.771,08, según datos de Coinmarketcap.

Todo parece indicar que finalmente las autoridades vinculadas al caso se pondrán del lado del IRS y dictaminará que Coinbase debe entregarle a la agencia federal la información que exigió en citaciones previas. Durante la audiencia, la Jueza Magistrada de los Estados Unidos, Jacqueline Scott Corley, afirmó:

Es legítimo para ellos investigar si las personas están haciendo dinero en sus compras en Bitcoin y pagar impuestos sobre cualquier ganancia. Debo dar una gran discreción a la agencia en cuanto a cómo investigan.

Por lo tanto, es probable que el IRS investigue a los clientes de Coinbase que hicieron dinero con Bitcoin, pero que impidan a la agencia revisar las cuentas de las personas que no lo hicieron. Así lo señaló un informe de Bloomberg, donde también se menciona que Coinbase tendrá tiempo para apelar esta decisión antes de entregar cualquier información de sus clientes.

Funcionarios rusos estarán obligados a declarar sus ganancias en criptomonedas

Quizá el argumento más sólido que ha tenido el IRS para denunciar a los clientes de Coinbase, es que de las millones de transacciones en bitcoins llevadas a cabo, tan solo 802 personas pagaron impuestos sobre las ganancias cosechadas en el 2015.

Para nadie es un secreto que los usuarios de criptomonedas en el país norteamericano están sujetos a una gran variedad de problemas impositivos, incluyendo la declaración de impuestos porque el IRS considera las criptomonedas como una propiedad.

El IRS también considera que es imperativo obtener estos registros porque las transacciones en bitcoins son una preocupación para las autoridades. Describe el anonimato con el principal problema, lo que le confiere el atractivo preferido de los delincuentes para el lavado de dinero, las demandas de rescate de los hackers e incluso el financiamiento al terrorismo.

La información de Coinbase que quiere el IRS, incluye los nombres, direcciones, números de identificación fiscal, fechas de nacimiento, registros de apertura de cuentas, números de pasaporte, licencia de conducir, direcciones de monederos y todas las claves públicas de monederos y cuentas de los usuarios de la plataforma de intercambio.

El IRS también quiere tener acceso a cualquier mensaje enviado entre Coinbase y los usuarios. Cualquier tercero que tenga acceso a la cuenta de Coinbase de un usuario también es evaluable para la agencia. A medida que los usuarios y la compañía esperan por una decisión final con respecto a este caso, muchos clientes están buscando asesoramiento financiero y legal para tener claras estas implicaciones impositivas.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard, o por Email.

Te Puede Interesar